Historia Eslovaquia

¡Encuentra tu alojamiento!

¿Alguna pregunta?https://eslovaquia.costasur.com/index.html

¿Alguna pregunta?

Tenemos la guía más exhaustiva de tu destino, así que si buscas información, has dado con la mejor fuente...

Tu billete onlinehttps://eslovaquia.costasur.com/es/horario-autobus.html

Tu billete online

NO HAY RESULTADOS
NO HAY RESULTADOS

Todos son ventajashttps://eslovaquia.costasur.com/es/alquiler-coches.html

Todos son ventajas

Rompiendo mitos: alquilar un coche no es caro. Descubre lo barato que te puede salir moverte a tu antojo durante tus vacaciones con Costasur.

Alquilar

¡Más rápido aún!http://trenes.rumbo.es/msr/route/searching.do

¡Más rápido aún!

NO HAY RESULTADOS
NO HAY RESULTADOS

Consulta tu ofertahttp://vuelos.rumbo.es/vg1/searching.do

Consulta tu oferta

NO HAY RESULTADOS
NO HAY RESULTADOS

Parkinghttps://eslovaquia.costasur.com/es/parking-aeropuerto.html

Parking

¿Necesitas dejar tu coche en el aeropuerto?. Costasur te ofrece la mejor oferta del mercado, a unos precios sin competencia.

Busca aparcamiento

Ferryhttps://eslovaquia.costasur.com/es/billetes-ferry-eslovaquia.html

Ferry

¿Buscas Ferry? Hay cientos de destinos a los que puedes llegar por mar, nosotros los tenemos todos.

Viajar en Ferry

https://eslovaquia.costasur.com/es/ocio-y-actividades.html

Te proponemos opciones para evitar el aburrimiento, usa nuestro buscador de actividades y ¡haz algo distinto de tus vacaciones!

Buscar actividades

La historia de Eslovaquia se puede definir como la historia de Centroeuropa, pero en esta historia ha tenido un papel fundamental Bratislava, su capital, como ciudad que ha ido absorbiendo toda la cultura de su entorno, las costumbres, la riqueza y su desarrollo a lo largo de los diferentes años y siglos.

En Eslovaquia, los primeros asentamientos que se conocen datan del Neolítico, unos 5000 años a.C, pero no fue hasta unos 200 años antes de Cristo cuando los Boios, una conocida tribu celta, se asentó en el lugar, dando lugar al primer núcleo poblacional de la región, concretamente en Bratislava, el mismo lugar en el que años más tarde, en el Siglo I a.C llegaron los romanos, asentándose en la región, e importando la tradición de la elaboración de vinos.

Tras los romanos, y tras varias disputas, fueron los eslavos los que llegaron a la región y se asentaron en ella, creando el Imperio del Samo en el Siglo VII. Ya en el Siglo IX la proliferación de castillos en la región era importante, con los castillos de Bratislava, o de Devín como máximos exponentes.

Durante el Siglo X, parte de Eslovaquia, la zona de la capital, pasó a formar parte del Reino de Hungría, una situación que le hizo convertirse en una de las ciudades más importantes y prósperas de la región, llevándola a tener un gran desarrollo económico así como un alto estatus político. En el siglo XIII Bratislava comenzó a tener privilegios políticos y poco después fue declarada como Ciudad Real.

Con parte del país bajo el dominio húngaro, la zona de Bratislava fundamentalmente, los otomanos atacaron la ciudad en el Siglo XVI, dañándola bastante pero sin conseguir conquistarla, pero si conquistaron parte de Hungría, por lo que se trasladó la capital de Hungría a Bratislava.

Bajo el imperio Austrohúngaro, Bratislava fue una ciudad muy próspera durante el siglo XVIII, una ciudad en la que bajo el reinado de María Teresa de Austria se convirtió en la ciudad más importante de la región, se construyeron palacios, monasterios e iglesias, pasó a ser la capital de la cultura y de la política y la economía de toda la región de Eslovaquia, del Imperio Austrohúngaro y de la República Checa.

Todo comenzó a cambiar años más tarde, cuando la capital fue trasladada a Viena, y Bratislava fue la ciudad en la que el movimiento independentista eslovaco comenzó a germinar, era el siglo XVIII, y la ciudad de Bratislava, junto al resto de Eslovaquia, comenzó un proceso de adaptación y un recorrido hacia la independencia.
El Siglo XIX comenzó con actividades importantes en Eslovaquia, no en vano, en los primeros años del Siglo XIX se firmó en la capital, en Bratislava, el Tratado de Presburgo entre Francia y Austria, pero años más tarde el Carillo de Devin fue destruido por los franceses, era 1809, y en 1811 un incendio destruyó el Castillo de Bratislava. Fue un duro golpe al patrimonio de la ciudad y del país, si bien fueron ambos reconstruidos.

En el Siglo XX, tras la I Guerra Mundial Eslovaquia y la República Checa se unen, era 1918, y nace Checoslovaquia, una situación aparentemente inamovible hasta 1993, si bien en ciudades como Bratislava, las oscilaciones y las turbulencias fueron continuadas. En 1938 la Alemania Nazi volvió a separar la República Checa de Eslovaquia, y en Bratislava el régimen de Hitler extendió sus garras. En 1945 los alemanes huyeron de la ciudad tras la llegada del los soviéticos.

Tras la II Guerra Mundial, la república Checa y Eslovaquia volvieron a fundar Checoslovaquia, y el país pasó a formar parte del telón de acero. Durante la II Guerra Mundial Checoslovaquia vivió numerosos episodios de liberación del comunismo, de intentos, como la Primavera de Praga, en 1968, por ejemplo, Bratislava, la que actualmente es la capital de Eslovaquia, fue durante toda esa época un importante bastión anticomunista.

En 1993, se forma la República Eslovaca, tras la disolución no bélica de Checoslovaquia, desde entonces, Eslovaquia ha sido un país que se ha ido desarrollando a pasos agigantados.

Otros sitios y alternativas Costasur

Tags